Ir de tapas es una costumbre meramente española exportada fuera de nuestras fronteras. Una de nuestras señas de identidad, y los expertos en tapas y vinos en Ávila lo saben muy bien. ¿Cómo no iban a saberlo cuando, además, se trata de una de las mayores demandas en hostelería por parte de los clientes?

Circunstancias que no son fruto de la casualidad o del capricho, sino de una serie de ventajas en las que tal vez no hayas reparado, empezando por los beneficios que estas tienen para la salud, según estos mismos expertos en tapas y vinos en Ávila. Comer de tapas supone comer una variedad sin igual de productos y de materias primas en un espacio corto de tiempo.

El hecho de comer variedad de alimentos en tamaño mini también pone complicado el asunto del abuso de azúcares, grasas o de cualquier sustancia nociva en exceso para la salud.

Otra de las ventajas es que comer de tapas o tapear une. Une y ayuda a socializar. La tercera gran ventaja de esta sana costumbre española es que además y a modo de cuarta ventaja supone una manera muy económica de probar platos cada día más elaborados.

Una elaboración que ha evolucionado llevando al mundo de la tapa hasta lo más alto de la gastronomía española y mundial.

La variedad entre la que podrás elegir es inusual, siendo esta la quinta ventaja de comer de tapas. Una variedad que se traduce en un auténtico espectáculo visual en algunos casos. Un espectáculo que convierte en irresistible a este tapeo con sello absolutamente español.

En El Rincón D´maría te esperamos para demostrarte que las ventajas no son solo cinco, sino muchas más, así como para que compruebes tú mismo ese lujo para los sentidos que supone la variedad al alcance de tu paladar en lo que a tapas se refiere.